Estudios ratifican que las mujeres no sólo invierten mejor que los hombres en las cosas domésticas, sino también en el mundo de las finanzas

 

 

Que las mujeres administran mejor los recursos del hogar parece una verdad indesmentible. Preocupadas de los detalles de la casa y de mantener a raya los niveles de endeudamiento, las mujeres demuestran tener habilidades para todo lo que tenga que ver con el dinero. Pero, ¿esta realidad también se extiende al manejo de las finanzas como inversionistas? La evidencia es, aunque muchos no lo crean, categórica. Acá te damos a conocer algunos estudios realizados durante los últimos años y que ratifican que la mejor capacidad de la mujer para invertir no es, para nada, un mito, sino algo con fundamentos. Digital Look, en Inglaterra, realizó dos estudios en 2001 y 2005 en los que analizaron 100 mil carteras de inversores particulares. Las de las mujeres obtuvieron una rentabilidad media del 18%, la de los hombres un promedio del 11% y el mercado un 13%. Los hombres se quedaron por detrás de la evolución general. Otro estudio llevado a cabo por la National Association of Investors Corporation de Estados Unidos demostraba que, durante cada uno de los 5 años que duró el análisis, los clubes de inversión donde sólo participaban mujeres lo hacían mejor que aquellos otros en los que sólo participaban los hombres. Desde los años 90, los profesores de la Universidad de California, Barber y Odean, han venido demostrando en diferentes estudios psicológicos que, en algunos campos, como el de las finanzas, los hombres se sienten mucho más seguros que las mujeres, aunque no haya motivos contrastables y objetivos para sentir tal seguridad. Esta exagerada confianza en sí mismos les induce a realizar más apuestas y rotar más sus carteras con el fin de obtener mejores resultados. Entre estas apuestas destacaban el seguir las tendencias del mercado y las acciones más de moda del momento. En una encuesta realizada por Harris Poll para el operador estadounidense Charles Schwab se concluía que el 48% de las mujeres son muy prudentes sobre la toma de decisiones en sus inversiones, el doble que los hombres. mujer-y-finanzas4Otro estudio de Charles Schwab se reflejaba que solo un 52% de las mujeres se consideraba segura de sí misma sobre las inversiones a realizar frente al 82% de los hombres. Así, en el estudio que llevaron a cabo entre 1991 y 1997 sobre 35 mil inversionistas particulares que compraban acciones, pusieron de manifiesto que los hombres hacían, como promedio, un 45% más operaciones en sus carteras que las mujeres. En el mismo análisis, se podía observar cómo los hombres tendían a atribuirse mucho más crédito por sus aciertos del que corresponde a los resultados que llegan a obtener realmente. Debido a esta mayor actividad en sus carteras, los hombres lograron menor rentabilidad que las mujeres, pues incurrieron en mayores comisiones de intermediación e impuestos. Estos costos restaban a la rentabilidad anual una media del 1,4%, lo que supuso un 10% menos de rentabilidad en el periodo comparado. En el campo de la gestión, las diferencias también persisten. Los autores Niessen & Ruenzi demostraban en su estudio “Gender Matters: Gender and Mutual Funds” que los resultados de las mujeres son menos dispares y más persistentes que los de los hombres, debido a la menor agresividad de sus apuestas, menor vínculo emocional y a los menores costos implícitos de gestión.

 

  Usuario
   
  Contraseña
   
 
  ¿Olvidaste la contraseña?
 
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
 
  Clave anterior
   
  Nueva clave
   
  Verificar clave